Un mano a mano entre Ogier y Loeb | Multimedia Citroen España

Un mano a mano entre Ogier y Loeb

download-pdf
download-image
download-all
La tan esperada primera etapa del Rally Guanajuato México fue dominada por los DS3 WRC del Citroën Total World Rally Team. Sébastien Ogier / Julien Ingrassia y Sébastien Loeb / Daniel Elena están separados por tan sólo 2,3 segundos tras la disputa de diez especiales, y han abierto una distancia de más de un minuto sobre el resto de sus rivales. El sábado, a los pilotos de Citroën les tocará el turno de barrer los tramos cercanos a la ciudad de León.



Los espectadores mejicanos estaban más entusiasmados que nunca cuando dieron la bienvenida por las calles de Guanajuato a los equipos del Mundial de Rallys. Una vez que bajaron del podio, los pilotos se lanzaron a disputar la primera especial sobre las calles de esta ciudad minera. Petter Solberg con su Citroën DS3 WRC marcó el mejor tiempo y se situó líder de la prueba.



Aunque en verdadero rally comenzó el viernes por la mañana sobre las pistas de la vecina ciudad de León. Sébastien Ogier y Sébastien Loeb, que tomaban la salida desde la cuarta y sexta posición respectivamente gracias a las posiciones que ocupan en la clasificación del campeonato, tuvieron una gran ventaja gracias a que los tramos habían sido barridos con anterioridad por los vehículos que les precedían. Ogier marcó el mejor tiempo en la ES2 y en la E3, y se colocó líder. Loeb también fue muy rápido con el DS3 WRC y fue el mejor en las ES4 y ES5. El siete veces Campeón del Mundo llegó al parque de asistencia de mediodía con una ventaja de sólo siete décimas de segundos sobre su compañero de equipo.



El mano a mano entre ellos continuó por la tarde. Ogier fue de nuevo el más rápido en Alfaro y Ortega, y Loeb contraatacó en Cubilete (ES8), especial que fue crucial para decidir el orden de salida de la segunda etapa. Ogier todavía lideraba la prueba con 1,6 segundos de ventaja sobre su compañero. Tras la disputa de las dos superespeciales la distancia era de 2,3 segundos. Después de perder siete minutos por la desconexión de un conector en la ES6, Petter Solberg bajó a la decimotercera posición.



“Mi estrategia era muy sencilla, tenía que atacar lo máximo durante todo el día”, así fue como Ogier lo resumió. “Salir cuartos en los tramos no estaba mal pero no era lo ideal, ya que el otro DS3 WRC salía justo detrás de mí. En esas condiciones, el hecho de ser más rápido que Petter y Seb durante todo el día me hizo sentirme muy feliz. Mañana será mucho más complicado, ya que tendré que ser el primero en salir a los tramos. No estoy en la mejor posición para ganar el rally, pero no tengo otra elección. Continuaré yendo lo más fuerte que pueda”.



El resumen de Loeb fue aún más positivo: “No podía haber esperado más de este primer día. Mi objetivo era no terminar el día liderando la etapa. La situación pronto se vio muy clara en lo que se refiere a nuestros rivales, y el rally se convirtió en una lucha con Sébastien. Creo que los dos íbamos a tope y lo que nos queda será muy interesante. Ahora tenemos que ver cuánto nos afectará el tener que barrer los tramos. Con los nuevos coches y los neumáticos Michelin tengo la impresión que las distancias entre unos y otros son menores que anteriormente. Estoy impaciente porque llegue mañana”.



Olivier Quesnel, el Director del Citroën Racing Team, está satisfecho por el comportamiento de los DS3 WRC. “Nos sentimos muy confiados tras las pruebas de desarrollo que hemos realizado, pero estábamos esperando con impaciencia el veredicto del cronómetro, ya que es ahí dónde se juzga de verdad cómo es nuestro nuevo coche. Los Citroën han marcado todos los mejores tiempos del día y su fiabilidad es buenísima”.

[...]
Scroll