CITROËN XSARA: EL PRIMER SUPERVENTAS DEL SIGLO XXI | Multimedia Citroen España

CITROËN XSARA: EL PRIMER SUPERVENTAS DEL SIGLO XXI

download-pdf
download-image
download-all
Lun, 06/08/2018 - 11:30
  • Solo unos meses después de su lanzamiento, con la top-model Claudia Schiffer como musa publicitaria, el Citroën Xsara presentaba, en enero de 1998, su exitosa versión coupé y solo unos meses después, ese mismo año, llegaba el Break. Se completaba así la gama de un modelo que marcó un hito importante en la historia de la marca en España, al ser el primero en conquistar el liderato del mercado de turismos, entre 2000 y 2003, afianzando el reinado de Citroën en el mercado español durante buena parte de la primera década del siglo XXI.
  • Además de ser referencia en el segmento C por su éxito comercial, prestaciones y sentido práctico, el Citroën Xsara tuvo una intensa carrera deportiva. En 1998, sorprendió en su versión Xsara Kit-Car, con dos ruedas motrices, que obtuvo las dos primeras victorias de la marca en el Campeonato del Mundo de Rallies. Un éxito que precedía a los múltiples logros obtenidos por el Xsara WRC y al descubrimiento de un gran talento para los deportes del motor: Sébastien Loeb.
  • El Citroën Xsara también fue todo un banco de pruebas en el que se estudiaron soluciones que empiezan a ser habituales en los automóviles actuales y que veremos en un futuro muy cercano. Tanto los motores híbridos como los vehículos conectados son herederos de este modelo.


El Citroën Xsara llegó al mercado con el objetivo de sustituir a un modelo que se había convertido en todo un mito para la marca por sus resultados comerciales como por sus éxitos deportivos: el Citroën ZX. Ocupar el hueco dejado en la gama por un modelo con el que Citroën había reconquistado el segmento C, y que se había impuesto no una sino cuatro veces en el exigente Rally Dakar, no era tarea fácil. Sin embargo, el Xsara consiguió ir más lejos que su antecesor, tanto en el apartado comercial como en el deportivo, además de dejar un interesante legado tecnológico.

[...]

Scroll